Baní, como una sola familia, tiene que salvar esas vidas

Seis niños y una adolescente, banilejos, afectados por serias fallas cardiovasculares, están en riesgo de morir si no se someten, inaplazablemente, a cirugías especializadas en el extranjero. Sensibilizados ante esa realidad, los banilejos han sido convocados hoy a una Teleradio-Maratón que tratará de reunir más de 100 mil dólares para costear las operaciones que les serán practicadas en Colombia.

La iniciativa partió del senador de San Juan de la Maguana, Félix Bautista, presidente de la Fundación de Desarrollo Integral (FUNDI) que en los últimos tiempos se ha ocupado de la suerte de niños pobres con cardiopatías graves enviándolos al extranjero a recibir la curación. La Iglesia Católica se ha sumado con entusiasmo a este esfuerzo.

En el caso de los menores banilejos, ya se han reunido los diagnósticos precisos y se ha evaluado el costo en dólares de sus cirugías en un hospital de alta especialización, y solo falta que el dinero se reúna hoy para que de inmediato estos niños y una adolescente sean puestos en las manos de la ciencia y de Dios para salvar sus vidas.

Este es un tremendo compromiso moral para Baní, un conglomerado de gente trabajadora y solidaria donde todavía predomina el sentido del convite, es decir, de la ayuda mutua, en cualquier actividad humana.

Baní tiene que demostrar nuevamente ese espíritu y esa vocación. Y chele a chele, peso a peso, tiene que reunir 100 ó 120 mil dólares para que estos niños y la adolescente enfermos puedan someterse a las operaciones y salir airosos de ellas.

En esa tierra que es generosa en frutos diversos y abundantes, tendrá que brotar necesariamente en este día su otra gran riqueza: la generosidad y la solidaridad de sus gentes, un sello proverbial que adquiere su total relieve en la descripción de Hostos: Baní es una sola familia.

¿Tienes algo que decir? ¡Aquí puedes hacerlo!