Delincuencia

Vigilancia por cuadrantes

Por // En Sociedad // 2013.12.21 // , // No hay comentarios // Leer más

Tiene mucho sentido de la oportunidad la acción anunciada por la Policía Nacional de establecer un plan piloto para la vigilancia por cuadrantes, es decir, zonas específicas de la capital, con la finalidad de monitorear la vida ciudadana en ellos.

Es una manera de poner bajo los focos todo lo que se mueve en las calles y los negocios de cada cuadrante, y de ese modo la Policía amplifica su radio de vigilancia y puede ser más eficaz en la prevención o la sanción del delito.

Linchamientos a la orden del día

Por // En Sociedad // 2012.06.11 // // No hay comentarios // Leer más

Los santiagueros están alarmados con la cantidad de casos en los que ciudadanos han asumido la justicia por sus propias manos, linchando o tratanto de linchar a delincuentes sorprendidos en sus fechorías.

Vincho, en la mira de los narcos

Por // En Sociedad // 2011.08.08 // , , , , // No hay comentarios // Leer más

Los servicios de inteligencia del país han reunido pruebas de una trama que se estaría gestando para matar, en un atentado con dinamita y armas modernas, al doctor Marino Vinicio Castillo, uno de los más consagrados luchadores contra el narcotráfico y el crimen organizado.

¡Que se mueva el país contra la violencia!

Por // En Sociedad // 2011.07.20 // , , , // 1 Comentario // Leer más

Los residentes de dos localidades mocanas, hartos ya de tanta violencia impune, marcharon ayer por la calle principal del pueblo para lanzar un grito de desesperación al Gobierno frente a la cadena de asaltos y homicidios que están padeciendo.

En otras comunidades del país también se han registrado marchas pacíficas, y ojalá que toda la ciudadanía se mueva en esta dirección, para que se detenga esta vorágine de sangre y luto que nos estremece.

Que no haya “vacas sagradas”

Por // En Delincuencia, Drogas, Gobierno, Narcotráfico, Seguridad, Sociedad // 2010.01.11 // , , , , , // 2 de Comentarios // Leer más

En el esfuerzo de esclarecer todo lo que ha hecho en el país el cartel del fugitivo José David Figueroa Agosto no puede haber “vacas sagradas” que eludan su responsabilidad, al nivel que sea, en su contubernio con este estamento del crimen organizado.

En el caso del asesinato del ex coronel policial José Amado González y González, señalado como uno de los lugartenientes de Figueroa Agosto, los investigadores tienen que esmerarse en llegar a la verdad de los hechos y descubrir y enjuiciar a los culpables, sin dejar espacio a la impunidad que a menudo rodea estos episodios complejos.

¿Quién o quiénes protegen a ese poderoso?

Por // En Delincuencia, Justicia, Narcotráfico // 2009.09.17 // , , // 1 Comentario // Leer más

Hasta ahora se tiene la percepción de que el fugitivo boricua, al que se le imputa la propiedad de una fortuna recientemente incautada, se mueve libremente en el país al amparo de una gran sombrilla de protección.

Circulan las historias sobre el presunto grado de maridaje que pudiera existir entre el capo y gentes con la influencia suficiente como para demorar las autorizaciones a fin de que las autoridades judiciales o antidrogas allanen viviendas en su búsqueda.

Estos maridajes son extremadamente claves para que pueda prosperar un grueso negocio de narcotráfico y lavado de activos, aquí y en cualquier país donde los narcos penetran con la intención de sentar sus reales.

La gran amenaza

Por // En Corrupción, Delincuencia, Narcotráfico // 2009.09.16 // , , , // No hay comentarios // Leer más

Estamos claros de que la gran amenaza que gravita sobre nuestra sociedad hoy es el narcotráfico.

Y no vacilamos en demandar cualquier inversión en tecnologías, equipamientos y reforzamiento de los recursos humanos que deben de lidiar directamente con ese problema.

Por eso apoyamos la compra de los aviones Tucanos y de radares detectores de aviones y lanchas, así como de cualquier otra tecnología moderna que ayude a nuestros cuerpos armados y de seguridad a prevenir la introducción de drogas y a combatir su extendido consumo entre nuestra población.

¿Para qué más debates?

Por // En Delincuencia, Justicia // 2009.09.05 // , , , , // No hay comentarios // Leer más

Después de más de cinco años de seguimiento y evaluación a los códigos Procesal Penal y del Menor, la sociedad se ha formado una idea de por dónde cojean ambos marcos jurídicos destinados a disuadir y castigar a los delincuentes.

Lo que falta ahora es ir directamente a los puntos focales y proponer su reforma ante el Congreso.

No se trata de una reforma completa, sino parcial. Que se concentre en aquellos aspectos que, como el de las medidas de coerción y los plazos para reunir las pruebas, así como la reincidencia y el arraigo para fines de libertad condicional, ameritan de un cambio que endurezca las condiciones que hoy lucen concesivas a los delincuentes.

El Presidente y el Código Procesal

Por // En Delincuencia, Justicia // 2009.09.02 // , , , , // No hay comentarios // Leer más

Ningún Presidente puede pasar por alto ni cruzarse de brazos ante los enormes riesgos que provoca a la estabilidad de un país el creciente fenómeno de la criminalidad, como el que sufrimos aquí, potencializado por el estado de pobreza, el relajo de las leyes y el irrespeto a la autoridad.

De ahí que constituya una correcta respuesta a esos desafíos la decisión del Presidente Leonel Fernández de someter a las cámaras legislativas un proyecto de ley que reforma aspectos criticados del Código Procesal Penal.

El “tumbe” nuestro de cada día

Por // En Delincuencia, Justicia // 2009.09.01 // , , , , // No hay comentarios // Leer más

Esta es una sociedad de “tumbes”, que avanza hacia otra, la de los linchamientos.

Es mucha la gente que, día a día, sufre la epidemia de robos y asaltos que se perpetran en carros públicos o en plena calle. Los que sobreviven quedan, al menos, para contar la experiencia. A otros los matan, cruelmente, y los asesinos se llevan la mejor parte: sustraen valores y preservan su libertad de maniobras.

La única mala suerte que podrían tener es que los atrapen en flagrancia y que, de repente, una multitud se congregue y los linche. Ya los linchamientos se están haciendo presentes en la vida dominicana, perfecto reflejo de una duda en la capacidad de la justicia para sancionar adecuada y ejemplarmente a los delincuentes, sean o no “jóvenes” de inofensiva apariencia, pero hampones de grandes ligas.