Justicia

¿Para qué más debates?

Por // En Delincuencia, Justicia // 2009.09.05 // , , , , // No hay comentarios // Leer más

Después de más de cinco años de seguimiento y evaluación a los códigos Procesal Penal y del Menor, la sociedad se ha formado una idea de por dónde cojean ambos marcos jurídicos destinados a disuadir y castigar a los delincuentes.

Lo que falta ahora es ir directamente a los puntos focales y proponer su reforma ante el Congreso.

No se trata de una reforma completa, sino parcial. Que se concentre en aquellos aspectos que, como el de las medidas de coerción y los plazos para reunir las pruebas, así como la reincidencia y el arraigo para fines de libertad condicional, ameritan de un cambio que endurezca las condiciones que hoy lucen concesivas a los delincuentes.

El Presidente y el Código Procesal

Por // En Delincuencia, Justicia // 2009.09.02 // , , , , // No hay comentarios // Leer más

Ningún Presidente puede pasar por alto ni cruzarse de brazos ante los enormes riesgos que provoca a la estabilidad de un país el creciente fenómeno de la criminalidad, como el que sufrimos aquí, potencializado por el estado de pobreza, el relajo de las leyes y el irrespeto a la autoridad.

De ahí que constituya una correcta respuesta a esos desafíos la decisión del Presidente Leonel Fernández de someter a las cámaras legislativas un proyecto de ley que reforma aspectos criticados del Código Procesal Penal.

El “tumbe” nuestro de cada día

Por // En Delincuencia, Justicia // 2009.09.01 // , , , , // No hay comentarios // Leer más

Esta es una sociedad de “tumbes”, que avanza hacia otra, la de los linchamientos.

Es mucha la gente que, día a día, sufre la epidemia de robos y asaltos que se perpetran en carros públicos o en plena calle. Los que sobreviven quedan, al menos, para contar la experiencia. A otros los matan, cruelmente, y los asesinos se llevan la mejor parte: sustraen valores y preservan su libertad de maniobras.

La única mala suerte que podrían tener es que los atrapen en flagrancia y que, de repente, una multitud se congregue y los linche. Ya los linchamientos se están haciendo presentes en la vida dominicana, perfecto reflejo de una duda en la capacidad de la justicia para sancionar adecuada y ejemplarmente a los delincuentes, sean o no “jóvenes” de inofensiva apariencia, pero hampones de grandes ligas.

No cojamos el rábano por las hojas

Por // En Delincuencia, Justicia // 2009.08.31 // , , , // No hay comentarios // Leer más

Una de las motivaciones principales de la campaña en favor de la revisión de los códigos Procesal Penal y del Menor es la de lograr sanciones más efectivas y a la vez más disuasivas para los delincuentes, especialmente los que se amparan en su condición de menores de edad para cometer sus fechorías.

El debate sobre estas cuestiones se ha ido bastante lejos del punto focal, lo cual es bueno e interesante porque indica que hay todavía muchas aristas que precisan revisarse y afinarse, según lo entienden los que han opinado.

Los que vienen detrás de nosotros

Por // En Delincuencia, Justicia, Sociedad // 2009.08.13 // , , , // 1 Comentario // Leer más

La existencia de numerosas pandillas integradas por menores de edad que atracan, asesinan y consumen drogas constituye un peligroso cáncer en nuestra sociedad.

Ya ni siquiera el código existente para juzgar sus tropelías encuadra con las exigencias de un mayor castigo y penalización a los que, desde temprano, casi en la niñez, se convierten en verdaderas amenazas para la vida humana y para la seguridad ciudadana.

Las cifras de participación de menores en el microtráfico, robos y asesinatos suben escandalosamente en el país, revelando un mal de fondo que comienza por su falta de educación, por su desarraigo de la familia y de la escuela y por el contagio de toda fuente de criminalidad que germina en los ambientes empobrecidos en los que han nacido y han comenzado a criarse.

Camino a la anarquía

Por // En Sociedad // 2009.08.12 // , , // No hay comentarios // Leer más

Es una mala señal la que se está dando en esta sociedad cuando la gente, agrupada en masa, da rienda suelta a sus instintos y mata o lincha a los ladrones en las calles.

Ya van cuatro casos en este año, sin contar los intentos fallidos, que han sido muy frecuentes, ni los que ya han ocurrido en años anteriores.

Eso significa que, para muchos de los que participan en estos desenfrenados actos, la desconfianza en la justicia o el hartazgo de presenciar tanta impunidad con que aquí actúan los criminales, son elementos presentes que disparan sus mecanismos de venganza y de violencia y los llevan a ajustar cuentas con los ladrones con sus propias manos.

Los bienes de Quirino

Por // En Narcotráfico // 2009.06.28 // , , , // 1 Comentario // Leer más

Por virtud de un acuerdo entre la justicia de Estados Unidos y la dominicana, el valor de los bienes incautados a Quirino Ernesto Paulino Castillo tiene que ser destinado a crear nuevas cárceles modelo en el país.

Y, también, a la ampliación de las fiscalías barriales que se han ido instalando en distintas partes del gran Santo Domingo.

No se explica por qué se ejercen presiones, desde distintas ONG, para que el dinero se reparta entre ellas, que supuestamente los usarían en la rehabilitación de drogadictos, si los bienes fueron incautados al tenor de una reclamación de la justicia norteamericana y sólo ella puede decidir cómo y a quién se los da.

Linchamientos sin más ni más

Por // En Delincuencia, Justicia, Sociedad // 2009.05.04 // , , // No hay comentarios // Leer más

Se está tornando una práctica instintiva el linchar en las calles a cualquiera que ha delinquido. Ya sea si mató o robó o si intentó cometer uno de estos delitos.

Inclusive ha habido casos de grupos que se presentan osadamente ante cuarteles policiales u hospitales a reclamar que le entreguen a un detenido o un herido para rematarlo.

Evidentemente que este es un macabro reflejo del estado de desconfianza que se va enraizando en la sociedad, ante los procedimientos, hasta ahora no asimilados, que prevalecen en la justicia para el tratamiento de los imputados.

Tres mil euros por las “mulas”

Por // En Corrupción, Narcotráfico // 2009.02.03 // , , , // No hay comentarios // Leer más

No hay día que las autoridades de Madrid y de nuestro país no detengan a dos o más personas que salen de República Dominicana con drogas en sus estómagos.

El negocio de las “mulas” del narcotráfico está en pleno auge. Una razón lo explica: el kilo de heroína vale en el mercado español entre 20 mil y 25 mil euros.

Los traficantes usan a dominicanos y extranjeros que viven en España y que se encuentran en precaria condición económica para que se arriesguen a este método de transportación. Les pagan 3 mil euros por cada viaje.

Un Código puesto a prueba

Por // En Justicia // 2008.06.30 // , , // No hay comentarios // Leer más

Para la justicia de República Dominicana, la aplicación de un nuevo Código Procesal Penal ha representado un verdadero desafío.

De un sistema en el que el valor de la prueba parecía irrelevante, hemos entrado a otro en el que ningún imputado puede ser privado de libertad si no se comprueban fehacientemente, indiscutiblemente, incuestionablemente, los hechos de los que se le acusan.

Y esta circunstancia ha resultado ser una inesperada ventaja para los verdaderos criminales, reincidentes en diversidad de delitos, que se valen de los artículos garantistas del Código para eludir de inmediato la prisión preventiva una vez cometen la fechoría.