Tránsito

El irremediable caos en el tránsito

Por // En Transporte // 2012.06.07 // , // No hay comentarios // Leer más

El giro en “U” que están haciendo muchos vehículos en la esquina de la avenida Ortega y Gasset con Gustavo Mejía Ricart es apenas una leve pero deplorable muestra del relajo y del desorden que tenemos aquí con las normas del tránsito.

Algo más para mejorar el tránsito

Por // En Transporte // 2011.08.09 // , , , // No hay comentarios // Leer más

Sin necesidad de esperar la aprobación de las reformas a la ley de tránsito, todavía es posible ir poniendo más orden en el sistema circulatorio de los vehículos por nuestras calles, avenidas y carreteras. Es menester que se realice, de manera sistemática, un operativo para impedir que calles que no están señaladas en las rutas regulares del transporte público sigan siendo utilizadas como atajos por buses y carros públicos.

Multas más fuertes en el tránsito

Por // En Justicia, Transporte // 2011.08.06 // , // No hay comentarios // Leer más

Fijar multas más elevadas a las principales infracciones del tránsito ha sido un eficaz disuasivo, en muchos países, contra aquellos que intentan ignorar las señales y normas que regulan la circulación de vehículos en las calles.

También existen multas altas para los peatones que violan disposiciones establecidas por las autoridades, como ocurre en Nueva York y otros estados norteamericanos contra aquellos que van hablando por celular o escribiendo en sus Blackberrys al cruzar una vía.

Juntos haremos que el tránsito avance

Por // En Sociedad, Transporte // 2011.08.05 // , // No hay comentarios // Leer más

Irrespetar las reglas del tránsito ha sido, por muchos años, una inveterada costumbre entre nosotros. Por eso ocurren tantos accidentes, tantas muertes, tantos heridos e incapacitados.

Aun cuando existen leyes y nos hemos preocupado por contar con una policía especial para dirigir el tránsito, las violaciones continúan.
Otros países han aminorado este mal con una combinación de firmeza y dureza, en la aplicación de las leyes e imposición y cobro de multas, y sistematicidad en las campañas de educación y orientación de la población.

Las multas que no se pagan

Por // En Ciudad, Sociedad, Transporte // 2009.07.14 // , , , , // No hay comentarios // Leer más

Aquí prevalece un consuetudinario desprecio por las leyes de tránsito, y eso se refleja también en la poca eficacia de las multas que se imponen por infracciones.

Los conductores sencillamente dejan de pagar esas multas y luego de pasado un tiempo, no hay manera de obligarlos a cumplir con esa obligación.

En sociedades más organizadas donde, por supuesto, la ley tiene majestad, opera un sistema que cobra indefectiblemente al moroso, o al que se olvida, las multas por infracciones de tránsito.

Una “nueva generación” de choferes

Por // En Sociedad, Transporte // 2009.06.07 // , , , // 1 Comentario // Leer más

Una escuela de choferes puede parecer la idea más atinada, entre otras, para ir buscando soluciones a los problemas de nuestro caótico tránsito.

Las escuelas privadas que supuestamente “enseñan” a manejar, abundan por los alrededores de la sede de la dirección de Tránsito Terrestre y parece que “gradúan al vapor” a muchos aspirantes a conductores en pos de licencias.

Si fuéramos a juzgar por la cantidad de vehículos y de conductores provistos de licencias oficiales, convendríamos que todos los que las portan pasaron satisfactoriamente las pruebas. Pero esa es la primera apariencia engañosa de la realidad.

Como si nada pasara

Por // En Ciudad, Economía, Sociedad, Transporte // 2008.06.12 // , , , , // 8 de Comentarios // Leer más

Las gasolinas suben una y otra vez más y casi con igual cadencia aumenta el flujo de vehículos en las calles de Santo Domingo, haciendo difícil distinguir cuáles son las “horas pico” del tránsito.

Antes esas “horas pico” eran las de la mañana, temprano, las del mediodía y las de prima tarde, cuando se cerraba el ritmo de la circulación de vehículos que llevan y traen gentes a los trabajos.

Las cosas han cambiado. Y mientras las alzas de los carburantes han determinado, en otros países, rígidas disposiciones para regular la circulación de vehículos en días y horarios y hasta en zonas especìficas, en la capital dominicana se vive todavía como si el galón costase 10 0 15 pesos.